Jul 29

El tiempo todo lokura!

Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 0:00

kuando-sea-mayor.jpgAmo ser la pulga ke pika la oreja del makinista loko ke konduce ésta loko-motora a vapor, ke cirkula a 200 Kms /hora por el karril de mi vida.Y ke de un manotazo deskarrile por loko, por loko-motora, por konducir a 200 Kms/ hora y por hacerlo por esta vida enkarrilada ke me imponen.

Amo los versos ke tratan de kosas kotidianas.
Y los ke empiezan igual ke akaban, también.
Amo estar viviendo mi sueño.
Y soñar ke vivo, también.
Soy yo kontra el mundo…
Bueno, y ké? Akaso tengo algo mejor ke hacer?
Por ahora.
Amo el solo de guitarra ke deja en silencio al vokalista.
Y el ruido de su voz en mi kabeza, la del vokalista, también.

Más vale estar akompañao ke solo y mal.

Amo vuestros besos, abrazos y karicias.

Y vuestras risas, también.

Sois el relleno a mis soledades.

Por eso os amo, también.

Solamente ésto es lo ke amo.
Y si al anterior le restaba fuerzas, a éste, también.

Odio las kanciones ke no dicen nada kon sentido. Sólo hablan de amor, ke es el ke al final no tiene sentido.

Amo…
Sigo…
El habla mal hablao, el andalú “cerrao”, el habla de mi pueblo, el de mi madre, el de los versos del Belsup…
Te lo diré más klaro para ke no lo entiendas:
Amo la libertá de eskribir dónde, kómo y kuando kiero.
Y las K´s, también.

Amo…

El arte demente y amargo, los dulces kon krema enajenada, la naturaleza abierta en perfekta alienación, el mar azul vesania, los libros insanos kon final triste y maníatiko, la paranoia de una cerveza bien fría, un kafé amargo de eskizofrenia komo el arte, las pelis y los libros de-mentes…ke también amo.
Sigo…
La lucided de la buena gente, la kordura de la trankilidad, la insensatez de la tradicción, la imprudencia de la paz …

Amo una barbaridad a …

Mi familia, la absurda lógika de mis niños…
Y a ellos, también.
Por supuesto!
Amo a mis pajarillos, la excentricidad de mis manías, la lucidez de mis kontradicciones, el disparate de los periódikos, la imprudencia de mis kolaboraciones…

Y la sensatez de mi mujer.

Y a Ella, también.
Y a éso ke llaman el kalor del hogar, también.

Y al freskor de akella noche abarrotada de estrellas, de akel dia de verano de madrugá en la azotea de tu kasa, en Villamartín?

También, también, también…

TAN BIEN.

Amo saberme prescindible.
A veces.
Y otras veces, también.
Amo todo lo ke pasa kuando soy kapaz.
Y a la gente ke se me acerka.
Y a las ke me ayudan, keriendo o sin kerer.
Y a las ke se acerkan, me ayudan y me aman keriendo, también.

Todo lo demás.
TODO.
Lo odio de ko-razón.

” Y el ke no esté loko ke lanze la primera idea”

Kompartir!

Komentar