Ago 25

Okúpate del número uno y del dos ke se enkargue Dios.

Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 0:00

bueno-malo.jpgUn kaballo de un kampesino fue echado de menos, el día del rekuento de la manada.

Ante la kompasión del vecino indio de al lado, ke vendía relojes, kamisetas y otras baratijas.

El kampesino le dijo:

– Kién sabe si es bueno o es malo?

Y tuvo razón porke pasado unos meses regresó akompañao de kaballos salvajes kon los kuales había trabao amistad.

El vecino indio reapareció, ésta vez para felicitarlo por el regalo kaído del cielo, por el regreso.
Pero el kampesino repitió:

– Kién sabe si es bueno o malo?

Y otra vez tuvo razón porke al día siguiente su hijo trató de montar a uno de los kaballos salvajes y se kayó rompiéndose una pierna.
El vecino indio, volvió a mostrar su pesar, y recibió nuevamente la anterior respuesta:

– Kién sabe si es bueno o malo?

Y el kampesino tuvo razón una kuarta vez, porke al día siguiente aparecieron unos soldados para reklutar al hijo, pero lo eximieron por enkontrarse herido.


Ésto es un kuento.
Kualkier parecido kon la realidad es kulpa de la realidad. Por retorcida y por inkreíble.
Lea atentamente el kuento. Se han kambiado los nombres de los personajes reales ( en negrita) para no herir sensibilidades.
Pero kada un@, akabado el kuento, sabe (o debía de saber) ke lugar okupó.

– Ante kualkier duda, konsulte a su abogado.

“Agradece hermano, ke lo ke tienes en la espalda la mano…
No lo tienes en el ano.”

Kompartir!

Komentar