May 22

Existo… Luego insisto.

Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 19:18

saturno Llevaba años trabajando en una cadena de comida rápida. Lo llamaremos señor K para preservar su identidad (lo de las iniciales aquí funciona igual que en la tele esos efectos que cristalizan la cara a la hija de Belén Esteban o a un confidente de la policía: como si miraras a través del culo de un vaso en el que se han hecho muchas gárgaras). Después de tantos años sirviendo hamburguesas, el señor K se convirtió en un sociólogo de lo más atinado en sus análisis. Es como esos curriquis de la Volskwagen, que saben mucho mejor que los ingenieros por donde chirría la cadena de producción, y a los que la empresa tiene que premiar para que se lo chiven. El señor K llevaba también puesto el mono de trabajo, y el suyo estaba hecho un asco con los lamparones de la actualidad, con la grasa del comportamiento humano, lo cual le permite hacer reflexiones tan curiosas como ésta:

– “Cuando veía comer a algún cliente en el burger, dar enormes bocados, sin masticar apenas, pensaba que la comida basura gusta tanto porque nos hace retroceder a los tiempos de las cavernas: comer con las manos, engullir un buen trozo de carne casi cruda, empaparse de la salsa que te recorre, como si fuera sangre, los dedos, las manos.. Chuperretearte. Con la espalda inclinada hacia la presa, mirando alrededor como si otro depredador te fuese a robar el bocado, la boca removiendo las vísceras palpitantes y más ketchup, y más sangre, y más ketchup!…

Cada bocado es un nuevo ataque al animal aún caliente y despierta esa bestia que todos llevamos dentro”.

Me lo dijo el señor K, desde la primera línea de frente.

Me lo dijo el señor K, poco antes de que su empresa lo pusiera de patitas en la calle, como si fuera uno más de esos trozos de carne —comida, lo llaman ellos— que despachan y que a mí siempre terminan revolviéndome el estómago.

Kompartir!

2 Komentarios a “Existo… Luego insisto.”

  1. yraya dijo:

    Ya hace tiempo que no entro en un sitio de esto, pero después de leer tu post seguro que no entro nunca más.
    Un saludo

  2. Nemo dijo:

    Pues a mi me ha parecido interesante, seguramente el de arriba es un amante de la comida rápida y no quiso ver su mito de “alimentación” desmembrado y sus tripas desparramadas por la mesa xD

Komentar