Oct 01

Mi pesimismo no es sino una variedad del optimismo.

Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 19:54

a-por-la-segundaY AHORA… KÉ?

” Esa pregunta la he escuchado mucho hoy, tanto de pesimistas como de optimistas, ahora nada Juanito, o ahora todo.
No nos tenemos que quedar con la idea de que no ha servido para nada la huelga general, porque eso parece que nos quieren hacer entender tanto patronal como los medios de desinformación, (los máss-mierda) y también el gobierno, y este último sabe que no aguantaría una nueva huelga, y lo saben los sindicatos, y no habrá una segunda huelga general, a los sindicatos de “clase” no les interesa estar tan mal con quien les unta las tostadas con la mantequilla más fina, y les suministra la mejor mermelada para sus “pequeños almuerzos de trabajo”, con ese tal Díaz Ferrán, (hijo puta) ostia, con lo bien que había empezado, y mira, el primer improperio a las primeras de cambio, pues como te decía, la huelga ha servido para calmar un poco los ánimos únicamente de los dirigentes de los sindicatos, pero que tengan cuidado, las bases están muy cabreadas.

Pero yo creo que la huelga ha ido un poco más lejos.

La huelga ha servido para el que la ha secundado de mucho, ha servido para decirles a los demás que has luchado por tu puesto de trabajo, por el suyo y el de los demás , y a mí, con eso me basta, te parecerá una tontería Juanito, pero he recogido tanta energía ayer que parece que voy a explotar, y no de ira precisamente, ni de odio, no, no, todo lo contrario, me ha servido sobre todo para estar bien conmigo mismo, que sigo sin traicionar ideas, que sigo sin traicionarme, y ya tengo unos añitos, que no sé cuando sentaré la cabeza, que no sé cuando me “hamburguesaré” ….

No he querido escribir antes mis impresiones sobre la huelga porque esperaba ver esta tarde cuantos de mis compañeros de trabajo la habían secundado, la entrada al trabajo ha sido plácida, un comentario por aquí, otro por allá, siempre de trabajo, ningún comentario sobre ayer, y una circunstancia común en todos ellos, tan sólo uno o dos me miraba a los ojos, los demás agachaban la vista o miraban para otro lado.

Otro compañero y yo hicimos huelga.

Somos 23 en la sucursal. Todos “fijos”, en una situación en la que podíamos salir sin temor a la calle para intentar recuperar lo que nos han robado de un plumazo con el decretazo, no entiendo porqué ese miedo a la empresa, porque le tienen, como tampoco entiendo que después de leer los apartados más lesivos del decretazo no se irritaran. Porque leerlos los han leído, ya me he encargado de ponérselos en las narices. Y es que no hay mas ciego que el que no quiere ver, ni más tonto que el que no quiere saber, ni más miserable que el que no salió por el descuento del día del sueldo.
¿Y qué hago? Me he preguntado está tarde, ¿les escupo? No, no les he escupido, aunque ganas no me han faltado. He de convivir con ellos, no vale la pena, he resuelto conducir la rabia hacia donde la he disuelto como azucarillos en agua y la he transformado en energía positiva, hacia las manifestaciones de ayer.

Estuve en dos, por la mañana la de Reus, y por la tarde la de Tarragona, no es que fueran muy numerosas, las dos pacíficas, sin ningún tipo de problemas, yo no entro en el baile de cifras de unos y de otros, me da igual los que nos manifestamos, lo que de verdad importa es que estábamos intentando hacer cambiar algo, no nos quedábamos quietos en nuestros puestos de trabajo o en nuestras casas, aunque solamente hubiéramos sido dos en la manifestación, la dignidad de los que allí estábamos estaba en la cima más alta, sobre todo los manifestantes que no llevaban ninguna bandera, sobre todo ellos, protestaban libremente, sin siglas, sin mensajes políticos, simplemente con la dignidad de su presencia, por su puesto de trabajo, por el de sus compañeros esquiroles.

Juanito, a nosotros nos ha tocado el bando en el que siempre nos tocará luchar, por una causa o por otra, y sabes una cosa? No me cambio por nadie del otro bando, el de los usureros, el de los avariciosos, el de los explotadores, nos tocará perder, si, este mundo no está creado para gente con sentimientos, pero seguiremos luchando, y si algún día nos toca ganar, ese día tu y yo pondremos en jaque a nuestros respectivos hígados.

SALÚ COMPAÑERO, SALÚ I NI UN PASO ATRÁS!”

** Gracias RAFA! Ké orgullo el haberte konocido!

Kompartir!

3 Komentarios a “Mi pesimismo no es sino una variedad del optimismo.”

  1. malone dijo:

    se convirtió en una lucha de a favor o en contra de los sindicatos, y no era eso. era gritar en contra de que a nuestros hijos les echen a la calle sin un duro. luego dirán: papá, porqué no hiciste nada?
    y encima, todos los de derechas me decían, claro, como tú eres del zp. pues contra una ley de “mi zp” hice huelga.
    un saludo

  2. Halileo dijo:

    “Mi pesimismo no es sino una variedad del optimismo.”
    0RIO POR GUSTO Que buena tela esta vez seremos mas unamonos es hora de alzar el puño en ALTO por dignidad que mucho empuje tiene.. abrazos a la distancia

  3. Mar dijo:

    Pues ahora hagamos la huelga general “contra los sindicatos que prefieren la nación a la clase, una huelga indefinida fija-discontinua…” ( Javier Pérez Andújar. El país-cataluña, 3 de octubre) Pues eso!

Komentar